Lunes de Masculinidades: 25 de agosto 2014

Este fin de semana fui a un club con unos amigos (y amigos de amigos) para una noche de baile. Yo estaba disfrutando y bailando cuando uno de los chicos en el grupo con quien había estado bailando más temprano me agarró la mano y me llevó a la otra de las múltiples salas del club. 

IMG_7459Cuando estuvimos lejos de mis amigos me dijo que yo era sexy y me besó. Sonreí, pero le dije que no me interesaba y empujó su pecho con mi mano. Intentó besarme otra vez y de nuevo me respondió con “No”, pero esta vez con menos de sonrisa y con un empuje más fuerte, y le sugerí que nos volveremos a unirse con nuestros amigos. Cuando casi habíamos llegado a donde estaba el resto del grupo el chico intentó una vez más a besarme y este vez le dije que ya estaba saliendo con alguien — y sólo entonces se detuvo.

Cuando regresé, uno de mis amigos notando que no yo estaba tan feliz y burbujeante como normal, y me preguntó qué me pasaba. Traté de explicarle — lo mejor que pude, en contra de la música electrónica fuerte y a través de la neblina de la 1 de la mañana — pero él sólo sonrió un poquito y me dijo que relajarse y no tomar las cosas tan seriamente.

Claro, era sólo un poco de coqueteo en un club en un viernes por la noche y, por supuesto, nada que realmente ocurrió y yo era capaz de controlar la situación. Pero, ¿cómo podría hacer que mi amigo a entender que me sentía como el otro chico había infringido a un poco mi espacio privado porque no deseé los besos; que me sentí completamente irrespetado porque sólo detuvo sus avances cuando él pensó que estaba pisando en el territorio del otro hombre; y que me había sentido inseguro? Cuando, una hora más tarde, otro hombre se acercó a mí, instintivamente y inmediatamente le dije: “Lo siento, pero tengo un novio.”

Mi mente se lanzó inmediatamente a un artículo excelente de el año pasado de Alecia Lynn Eberhardt, “Deja de decir ‘tengo un novio.‘” Eberhardt cita otro blogger diciendo,

El privilegio masculino es ‘Tengo un novio’ es la única cosa que realmente puede impedir que alguien caerle a ti porque respetan otra persona masculina más de lo que respetan su rechazo / falta de interés.

Eberhardt luego pasa a explicar, sin embargo, que las mujeres no están haciendo ningún favor a sí mismos / a hombres / a la sociedad con esta excusa:

Si la mujer en cuestión era sin novio, iba a ser automáticamente desmayando en los brazos de la fluencia que está acosarla? Improbable. Entonces, ¿por qué seguimos usando estas excusas? No estamos enseñando nada a los hombres sobre las consecuencias de su comportamiento (es decir, conversación educado y real justifica una respuesta mientras conversaciones y acciones no deseados, no). Estamos simplemente tomando la salida fácil, y, al mismo tiempo, estamos indicando a los hombres que estamos de acuerdo, chicas solteras son ‘juego limpio’ para el acoso.

No podría estar más de acuerdo. Pero, intenté decir que no, traté de caminar lejos, y la única estrategia que tuvó éxito para mi el viernes fue diciendo que tenía novio. ¿Debería haber empezado un debate fuertísimo sobre el patriarcado allá en el club, como Eberhardt sugiere? Probablemente. ¿Es lo que he hecho? No — Sinceramente, sólo quería salirme de la situación lo más rápidamente posible. ¿Voy a evitar la excusa de tener novio y lanzar en una discusión sobre la desigualdad de género la próxima vez? Con suerte – si siento que mis amigos van a apoyarme.

Todo esto lleva a la pregunta, ‘¿Cuáles son los chicos que hacer?’

Para amigos que quiere ser de apoyo, ustedes pueden ser atentos a sus amigas, ustedes pueden decir algo cuando es testigo de otros chicos utilizando el lenguaje misógino o estando acosar a una mujer, pueden escuchar y tratar de entender cuando sus amigas le dicen que sentirse inseguro…y, si estás en Nueva York esta noche, puede educarse en la obra del Gotham Comedy Club, “Dudes contra la Violencia contra la Mujer – Porque DUH

Para los chicos que quieren ser capaces de acercarse a las mujeres sin aparentar ser espeluznante, el blog reciente de ​​Charlie Glick “Ser Bold” tiene algunos consejos prácticos. Sugiere comenzar con una declaración de “si” (si usted tiene ganas de / Si usted está disponible / Si usted quiere), seguido con una declaración de su deseo (me gustaría salir a cenar con usted / me gusta besarte / me encantaría pasar la noche con usted). Glick explica,

Este tipo de invitaciones explican claramente que el deseo está ahí sólo si la otra persona tambíen quiere … Si usted no está en el estado de ánimo, entonces no quiero besarte. Es implícito que el deseo está presente si (y sólo si)  el consentimiento, el interés y la disponibilidad de la otra persona están presentes. Eso demuestra un nivel alto de cuidado y respeto, y que hace la diferencia.

Y si usted no tiene ganas de leer el artículo, siempre se puede recurrir al juicio eterna del Flight of the Conchords, que hace muchos años han entendido totalmente este idea de declaraciones de “si.”

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s